¿Sabes cómo prevenir la Leishmaniosis? – Clínica Innova
16118
post-template-default,single,single-post,postid-16118,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-8.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
 

¿Sabes cómo prevenir la Leishmaniosis y otras enfermedades vectoriales?

Leishmaniosis

07 Mar ¿Sabes cómo prevenir la Leishmaniosis y otras enfermedades vectoriales?

Las enfermedades transmitidas por vectores están causadas por una gran variedad de agentes infecciosos que incluyen virus, bacterias y parásitos (protozoos y helmintos), y que son transmitidos por un elevado número de vectores artrópodos como garrapatas, mosquitos, flebotomos, piojos y pulgas. El control de las mismas es muy importante por diversos motivos:

  • Pueden ser muy patógenas en perros y gatos y la transmisión es frecuentemente impredecible.
  • Los signos clínicos son diversos y pueden desarrollarse tras largos periodos de incubación.
  • Las infecciones pueden ser persistentes y los animales actuar como reservorios.
  • Varias de estas enfermedades son importantes zoonosis como la leishmaniosis, dirofilariosis, borreliosis, rickettsiosis y bartonellosis.

Es importante recordar que cada animal necesita un cuidado individualizado y adaptado a sus necesidades, requiriéndose, en algunos casos, un seguimiento y/o tratamiento más intensivo:

  • La edad y el estado general de salud del animal son importantes, así como su historia clínica y su procedencia.
  • Algunas razas o individuos presentan una predisposición genética a desarrollar determinadas enfermedades.
  • Los perros y gatos que viven en colectividades o que viven en el exterior tienen mayor riesgo de adquirir una enfermedad transmitida por vectores que aquellos animales que viven en el interior de las viviendas.
  • Una nutrición inadecuada contribuye al incremento de la susceptibilidad frente a muchas enfermedades, incluidas las transmitidas por vectores.
  • El lugar de residencia o los desplazamientos temporales de perros y gatos a zonas geográficas endémicas de ciertas enfermedades transmitidas por vectores, presentan un riesgo de infección mayor.

Los signos clínicos son muy variados, pudiendo tratarse de lesiones cutáneas, oculares, cojera, dolor articular, alteraciones neurológicas, apatía, fiebre y un largo etcétera que requerirán de pruebas analíticas para determinar la gravedad de la afectación.

¿Cómo puedo realizar un control de enfermedades vectoriales?

El control de estas enfermedades cuenta con un factor clave como es la prevención. Los tratamiento repelentes de agentes vectoriales (pulgas, garrapatas, flebótomos…) deben ser aplicados regularmente y con una pauta correctamente prescrita por su veterinario.

Para descartar que, a pesar de que se hayan aplicado todas las medidas posibles, nuestra mascota pueda haberse infectado por alguna de estas enfermedades, durante la consulta llevaremos el plan:

  • Anamnesis: Recogeremos datos que durante la visita nos puedas aportar, incluyendo viajes, alimentación, cambios que hayas apreciado en tu mascota…
  • Exploración física completa: El examen de vuestra mascota, así como las posibles alteraciones cutáneas, articulares o en las constantes vitales, nos pueden ayudar a orientar a enfocar nuestro estudio diagnóstico
  • Analítica sanguínea y de orina: En un alto porcentaje de enfermedades transmitidas por vectores, pueden cursar con anemia, alteración hepática, renal o en los valores de proteínas.
  • Test de diagnóstico rápido: Este test nos permite diagnosticar de modo rápido y con elevado grado de especificidad, la presencia de algunas de las enfermedades con una pequeña gota de sangre.
  • Estudio de gota de sangre en fresco: Nos permite la visualización de formas no maduras del gusano responsable de la Dirofilariosis. 

¿Qué enfermedades podemos detectar en este chequeo?

Leishmaniosis canina: Es una enfermedad de origen parasitario causada por un parásito protozoo del género Leishmania spp. transmitida por la picadura de un flebótomo (mosquito). Cursa con sintomatología variada; patología renal, digestiva, anemia, trombocitopenia, cojeras., etc.
Es una enfermedad muy grave si no se diagnostica y se trata con seriedad.

Erlichiosis canina: Es una enfermedad de perros y humanos causada por una bacteria llamada Erlichia canis. Se transmite por picaduras de garrapatas. Cursa con anemia, afecta a la médula ósea y al sistema inmunitario. Puede llegar a ser fatal si no se trata de manera inmediata.

Anaplamosis canina: Causado por una bacteria llamada Anaplasma platys. Similar a la erlichiosis canina pero con una marcada trombocitopenia (plaquetas bajas). Puede cursar con sangrados abundantes.

Dirofilaria inmitis: También conocida  por la “enfermedad del gusano del corazón”. Causada por un nematodo llamado Dirofilaria inmitis que en la etapa reproductiva del parásito adulto afecta a los pulmones y ventrículo derecho del animal, donde puede vivir muchos años causando trastornos graves.

Y para finalizar la consulta:

  • En el caso de que el resultado sea positivo: diseñaremos un protocolo de tratamiento personalizado para tu mascota. Te acompañaremos de manera profesional durante el mismo y monitorizaremos la evolución del nivel de enfermedad.
  • Te asesoraremos de forma personalizada en cuanto a las medidas de prevención para tu animal para todas y cada una de las enfermedades vectoriales descritas.
  • Te entregaremos un dossier con los resultados obtenidos.

RECUERDA: ES ESENCIAL UN PROTOCOLO DE PREVENCIÓN Y UN DIAGNÓSTICO PRECOZ LO ANTES POSIBLE PARA CONTROLAR SU EVOLUCIÓN.