Medicina felina Ranfi, el gatito callejero | InnovaVet
16180
post-template-default,single,single-post,postid-16180,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-8.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
 

Medicina felina: el luchador de Ranfi

Medicina felina Ranfi

25 Abr Medicina felina: el luchador de Ranfi

Ranfi es un gato macho castrado, rescatado de la calle por las colaboradoras de una colonia felina en Catarroja. Se presentó en nuestra clínica veterinaria por primera vez a causa de un absceso en la zona del antebrazo por una herida por mordedura. Después de curar y drenar la herida bajo sedación, se le instauró tratamiento médico para el control del dolor, inflamación e infección. Ranfi evoluciona favorablemente, pero después de siete días regresa de nuevo, esta vez con síntomas generales tales como apatía, anorexia, decaimiento y fiebre.

¿Qué le pasa a Ranfi?

Después de hacer un chequeo analítico completo se le diagnosticaron dos enfermedades causadas por retrovirus. Ranfi es positivo a Leucemia y a Inmunodeficiencia felina.

Además tiene una anemia leve, regenerativa. Así como un aumento de las enzimas hepáticas. El resto de los resultados son normales.

El estudio ecográfico que se le realiza revela que Ranfi solo tiene un riñón funcional ya que el riñón derecho lo tiene completamente atrofiado. Además hay una inflamación ganglionar abdominal generalizada.

Empezamos con tratamiento enfocado a mantener un buen nivel  de defensas y a recuperarlo de su anemia.

A los quince días Ranfi vuelve a visitarnos. Se presenta con un cuadro clínico agudo de la cavidad oral, con babeo continuo, dificultad para comer y con una manipulación de la boca muy dolorosa causado por una estomatitis. Finalmente diagnosticamos una infección por Calicivirus como causa principal.

Aquí os mostramos unas imágenes, podemos ver la estomatitis tan severa que presenta  así como las fracturas dentales de los caninos superiores e inferiores, propias de la infección por este virus.

ranfi-1

¿Y ahora qué decisión tomamos?

Estamos ante una coinfección complicada. Su estado de salud es pobre. Ranfi tiene Inmunodeficiencia felina, Leucemia felina y Calicivirus felino. Los pacientes que tienen una infección por calicivirus suelen tener comprometido su sistema inmune, en este caso agravado por la infección por FeLV (leucemia) y FIV (inmunodeficiencia).

Decidimos determinar la carga viral de todos los virus para tener una “foto” real de la dimensión de sus infecciones. Resultó ser el calicivirus felino el más activo en ese momento, por lo que procedemos al tratamiento odontológico del mismo. Para esto contamos con nuestra colaboradora de referencia especializada en odontología veterinaria, Pilar Castelló.

¿En qué consiste?

Se realiza un estudio radiológico dental detectándose varias patologías dentales, entre otras: Fracturas dentales complicadas en los caninos, presencia de varios restos radiculares.

ranfi-2

Ante esto el único tratamiento adecuado es una exodoncia completa quirúrgica (extracción de todas las piezas). Se realiza sin ninguna complicación y con el protocolo de tratamiento postquirúrgico establecido.

ranfi-3

¿Cómo es el estado actual de Ranfi?

La mejoría es instantánea. Tras las primeras horas de la cirugía Ranfi ha dejado de babear, la encía ha vuelto a su estado normal, come con apetito, está animado, se asea continuamente y come lata y pienso sin triturar. Su aspecto general es bueno. Ya no siente dolor.

Ranfi se recupera día a día, el eliminar la principal fuente de dolor favorece que su sistema inmune sea más fuerte.

Por supuesto que necesitará para siempre tratamiento y controles periódicos de sus procesos infecciosos. Con ello podrá tener una esperanza de vida bastante aceptable.

Ranfi va a tener la suerte de ser adoptado en los próximos días, definitivamente,  por una familia consciente de su enfermedad. Comprometida en acompañar a Ranfi en su proceso y recuperación.

Su cuidadora, Maria José, que hasta ese momento le ha procurado el amor y cuidados que ha  precisado nos apunta: “No es agraciado físicamente. Es el Quasimodo de los gatos…pero es la criatura más agradecida que ha pasado por mis brazos. Lo voy a extrañar.”

RECORDAD: SIEMPRE ES POSITIVO ADOPTAR A UN GATO “POSITIVO”. GRACIAS.

ranfi-4