La importancia de una buena higiene bucal | INNOVA VETERINARIA
16213
post-template-default,single,single-post,postid-16213,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-8.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
 

La importancia de una buena higiene bucal: La enfermedad periodontal

22 May La importancia de una buena higiene bucal: La enfermedad periodontal

¿Quién no ha detectado alguna vez este problema en su perro o gato?

El olor de boca de las mascotas es algo muy común pero a lo que no es necesario llegar, ya que por suerte tiene fácil prevención y solución: la limpieza bucal.

Como  en el caso de las personas, la salud dental en los perros domésticos no ocurre de forma espontánea. Puesto que un animal no es capaz de cepillarse por sí solo los dientes, la higiene bucal del animal pasa a ser una responsabilidad de su dueño.

¿QUÉ ES LA ENFERMEDAD PERIODONTAL?IMG_20170512_112908

Está causada por la acumulación de placa bacteriana sobre los dientes, que es una acumulación de bacterias que se adhieren engrosando su espesor. Al agotarse el oxígeno empieza un proceso de mineralización que se produce a partir del calcio de la saliva formando el sarro. Aparece la gingivitis (inflamación de las encías) y periodontitis (inflamación y reabsorción del hueso que sostiene el diente) y la movilidad del diente. Es una enfermedad progresiva si no se controla la acumulación de placa, pero prevenible si se aplican técnicas adecuadas.

El problema del mantenimiento de la higiene oral no es solamente el mal olor de la boca de nuestros compañeros, sino los problemas de salud que ello acarrea. Las bacterias que forman parte de la placa bacteriana pueden producir abscesos dolorosos, problemas oculares, problemas hepáticos, resistencia a la insulina en animales diabéticos, patología dental y mandibular, caída de los dientes y lo que es aún más grave: infecciones de las válvulas del corazón que a la larga dará lugar problemas cardiacos muy serios. Existe un vínculo muy fuerte entre la enfermedad periodontal y las enfermedades del corazón.

Los últimos estudios científicos muestran que casi cuatro de cada cinco perros de más de 3 años tienen enfermedad periodontal (en concreto un 78%).En gatos estaremos hablando de un 68%.

Cualquier raza puede estar afectada por esta enfermedad aunque las razas con mayor predisposición son: Bichón, Caniche, Yorkshire terrier, Maltés, Papillion, Pomerania, etc… En gatos en cualquier raza.

Muchas veces cuando lo detectamos la única solución que nos queda es recomendar el paso por quirófano para realizar un tratamiento odontológico y una limpieza bucal profunda. Pero si luego no realizamos ninguna pauta de prevención es cuestión de tiempo (dependerá del animal y la raza) que necesite otra de nuevo.

Las personas, al cepillarnos los dientes eliminamos los restos de comida para así prevenir que las bacterias se multipliquen y puedan producir una infección. A nuestras mascotas les ocurre lo mismo, por lo que habría que limpiar sus dientes de manera efectiva después de cada comida para eliminar los restos de alimento que provocan toda esta cadena. Pero … seamos realistas, ¿es posible realizar una limpieza efectiva de la boca a nuestra mascota después de cada comida? Nuestra experiencia nos dice que no, o al menos es muy difícil. Por muy buenos que sean, el conseguir un cepillado exhaustivo de todos los dientes es prácticamente imposible. Por eso tenemos otros medios preventivos que ayudan a realizar esta difícil misión de mantener las bocas de nuestros perros y gatos en mejores condiciones  posibles.

¿CUÁLES SON LOS SIGNOS?

    • Mal aliento.
    • Enrojecimiento o sangrado a lo largo de la línea de las encías.
    • Dificultad para masticar.
    • Constante tocamiento de la boca con la pata.
    • Ausencia o movilidad de los dientes.
    • Inflamación de la cara.
    • Secreción nasal.
    • Recesión de las encías.

¿CÓMO PREVENIR?

La rutina del cepillado dental: Lo mejor es educar al animal desde temprana edad para que el cepillado de sus dientes forme parte de los juegos y cariños que el animal reciba. Cuando el cachorro ya experimente el hábito de la limpieza bucal como algo normal, se debe realizar dos veces por semana. Una vez conseguido esto, hay que ser constantes y mantener la costumbre del cepillado. En un primer momento, puede usarse un cepillo sin pasta, o incluso comenzar frotando los dientes solo con el dedo hasta que el animal lo acepte.

El cepillado se hará con un cepillo adaptado para cada animal, acorde al tamaño de la mascota. No se deben usar pastas dentales humanas que provocaran problemas digestivos, pues al tragarlas, el exceso de flúor, sal y bicarbonato les provocará trastornos digestivos.

Dieta y control de placa: Optar por la dieta seca (croquetas de pienso) rugosa es algo que podemos hacer a favor de la dentadura del animal. El frotamiento que producen las bolas de pienso contras los dientes ayuda a prevenir la formación de la placa bacteriana. Pero esto no sirve de nada si el animal no mastica las croquetas.

En nuestra opinión la dieta blanda puede ser igualmente válida y saludable si se combina con otras medidas.

Premios y juegos: Hoy en día  tenemos huesos específicos para la limpieza oral que pueden administrarse como premios. Lo recomendado es una vez al día, aunque según el perro y su tendencia a formar sarro podemos darlo cada dos o tres días. Estos huesos tienen un efecto abrasivo sobre el sarro a medida que el perro va mordiendo. Vienen diseñados con formas y tamaños especiales para cada raza y le obligan a masticar durante un rato antes de ingerirlo. ¡¡Cuidado con los glotones que se lo tragan todo sin masticar!! Para ellos no serían recomendables ya que además de no servirles para el fin podrían sufrir trastornos digestivos. Os indicaremos cual es el más indicado para cada caso.

Para los gatos también existen productos específicos que cumplen la misma función preventiva. Lo difícil, y eso lo conocen bien los propietarios de estas mascotas, es conocer el gusto de cada uno.

Además de los premios comestibles, también existen juguetes que se comercializan para la higiene oral. Vienen en varios formatos y diferentes texturas, y lo que buscan es atraer la atención del animal para que pase un buen rato mordisqueándolo. Así es como ejercen su acción preventiva, el material del juguete, por rozamiento va limpiando la superficie del diente.

A pesar de  toda esta prevención, debemos tener en cuenta que el sarro inevitablemente se va acumulando, y en determinadas razas o individuos con más facilidad que otras, por lo que debemos mantener una estrecha vigilancia de la boca de nuestra mascota y al menos síntoma de sarro o gingivitis acudir al veterinario. IMG_20170512_114402

La limpieza de boca se realiza con un aparato de ultrasonidos igual que el utilizado por los dentistas con los humanos. Este aparato nos permite desprender la placa de sarro y eliminar las bacterias. Una vez finalizada, realizamos un pulido del diente para dejar su superficie lisa y dificultar así el nuevo acumulo de placa.

Se realizará siempre bajo anestesia general, por lo que le propondremos realizar previamente las pruebas anestésicas pertinentes para valorar el estado de salud de su mascota y poder realizar el protocolo anestésico más adecuado para cada caso particular.

La enfermedad periodontal es una enfermedad importante, algunas personas no le dan importancia, ya que no está asociada a mortalidad directamente. Pero reduce significativamente la calidad de vida de la mascota.

Una vez realizada la limpieza de boca volvemos a incidir en lo mismo: la importancia de la prevención para mantener la boca de nuestras mascotas  en las mejores condiciones y por supuesto decir adiós al mal olor.

IMG_20170512_120319