Alzheimer en perros o disfunción cognitiva | Innova Veterinaria
16974
post-template-default,single,single-post,postid-16974,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-8.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
 

Alzheimer en perros o disfunción cognitiva

Alzheimer en perros o disfunción cognitiva

03 Feb Alzheimer en perros o disfunción cognitiva

Nuestras mascotas cada día viven más gracias a nuestros cuidados y ya no es extraño ver perros que alcanzan edades avanzadas, como los 18 o 20 años, donde una de las enfermedades más comunes que tienen que superar es el alzheimer en perros.

Algunos perros viven toda su vida con una salud envidiable, incluso en el plano mental, pero no es lo normal.

Desgraciadamente, este alargamiento de su vida tiene consecuencias, y poca gente lo sabe, los perros sufren una enfermedad que se conoce como el síndrome de disfunción cognitiva o alzheimer en perros.

¿Qué es la disfunción cognitiva o alzheimer en perros?

Se trata de una enfermedad crónica y neurodegenerativa, común en los perros llegada cierta edad, y que presenta cierta similitud con la demencia y el Alzheimer en medicina humana.

Técnicamente tiene por nombre Síndrome de Disfunción Cognitiva, aunque también se le conoce como el Alzheimer en perros.

Y es el encargado de los cambios muy marcados que aparecen en el comportamiento y en las capacidades cognitivas de ciertos perros de edad avanzada.

Tal es así, que esta enfermedad la padece el 28% de los perros entre 11 y 12 años y el 65% de perros entre 15 y 16 años.

¿Cómo se si mi perro tiene el Síndrome de disfunción cognitiva?

Al comienzo, los cambios en el comportamiento del perro son sutiles y pasan inadvertidos para la mayoría de los dueños, hasta el momento en que aparecen perturbaciones más evidentes.

Observaremos como nuestro perro empieza a cambiar parte de su comportamiento habitual y hará cosas que antes no hacía.

O de lo contrario, dejará de hacer actividades que antes sí realizaba, como, por ejemplo, no querer salir a la calle, orinarse en casa, ladrar o llorar sin motivo aparente, quedarse mirando a un punto fijo, deambular por las noches, o bien una disminución de su curiosidad, falta de reacciones a los estímulos exteriores, o apatía, entre otros.

Esta serie de alteraciones que produce la disfunción cognitiva en perros se suelen dividir en 4 categorías: perturbación de las relaciones sociales, perturbación del ciclo sueño-vigilia, desorientación, pérdida de memoria y retraso en el aprendizaje.

Alzheimer en perros: ¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas pueden variar de un perro a otro, sin embargo, hay que estar atentos para identificar los comportamientos de nuestra mascota, que nos indiquen que padece esta enfermedad, y así podremos atenderlos debidamente.

Estos son los principales síntomas que nos pueden hacer sospechar que nuestro perro sufre de alzheimer.

Menor interacción social

Los perros con Alzheimer pierden interés en sus dueños y en el resto de los miembros de la familia.

Desde no mostrarse contentos cuando llegamos a casa o cuando los acariciamos, a dejar de jugar con el dueño y con sus juguetes, no responder a la llamada, y en ocasiones ser agresivos con otros perros.

Alteración del sueño

Es habitual que en una disfunción cognitiva se produzca una perturbación del ciclo sueño-vigilia.

El sueño a lo largo de la noche es de mala calidad o sencillamente se queda despierto y duerme más por el día para compensar.

Otro tipo de síntomas serían los ladridos nocturnos, fatiga, o el estrés que le produce lo que ocurre a su alrededor y ante el cual prefiere cobijarse y aislarse en el sueño.

Desorientación

Uno de los síntomas más preocupantes es la tendencia a perderse, ya sea en casa o en lugares familiares, así como en exteriores.

Ten en cuenta que puede no escuchar o ver correctamente y no reconocer nuestra llamada, o sencillamente quedar bloqueado tras un objeto sin saber de qué forma rodearlo.

Podría tener dificultades para hallar las puertas correctas, o bien se queda aguardando delante de las puertas equivocadas para ir afuera.

Andar sin objetivo y perdido en un espacio familiar es otro de los síntomas.

Igualmente, puede adquirir el hábito de irse solo y distanciarse más de lo que lo acostumbraba a hacer generalmente, y sin saber regresar.

También debemos sospechar si realiza arañazos en puertas y paredes.

Dificultad en el aprendizaje y pérdida de memoria

Los signos de pérdida de memoria y el retraso en el aprendizaje se suelen asociar al perro que deja de realizar ejercicios que eran conocidos por él.

O se comienza a mear y/o evacuar en casa, no reconoce personas o mascotas que son parte de su ambiente, o le cuesta aprender cosas nuevas.

¿Cómo se diagnostica el alzheimer en perros?

Lo primero es descartar otras enfermedades orgánicas que puedan causar estos síntomas (como las enfermedades degenerativas, los tumores, y la disminución de los sentidos). Y lo segundo, examinar en detalle los cambios de comportamiento comentados por el dueño.

El diagnóstico se basa en la evaluación de cambios comportamentales específicos.

Para ello, se ha establecido una Escal de Evaluación basada en cambios comportamentales que nos permiten diferenciar entre: envejecimiento normal, deterioro cognitivo leve o deterioro avanzado.

Alzheimer en perros: Tratamiento

Hay que tener en cuenta que estamos ante un proceso progresivo sin tratamiento curativo, pero sí paliativo.

La base del tratamiento incluye terapias de enriquecimiento ambiental, soporte nutricional específico y terapia farmacológica. Esto permite retrasar la progresión y mejorar los signos clínicos.

Pese a ser simples medidas paliativas, estas opciones pueden frenar el progreso de la enfermedad y son más eficaces cuando la disfunción se diagnostica en su primera fase.

Por este motivo, es fundamental que el dueño de un perro advierta los cambios en el comportamiento de su mascota y consulte a su veterinario cuanto antes.

En Innova Veterinaria podemos ayudarte a mejorar la salud de tu perro y también a llevar un seguimiento para prevenir posibles enfermedades con nuestro InnovaPlan Canino.

No dudes en solicitarnos el Test de evaluación cognitiva para evaluar si tu mascota tiene el Síndrome de disfunción cognitiva.

Recuerda que un diagnóstico precoz nos va a ayudar a mejorar su calidad de vida. Consultanos.