Alerta: picadura de medusa - INNOVA VETERINARIA
16287
post-template-default,single,single-post,postid-16287,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-8.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
 

Alerta: picadura de medusa

14 Jul Alerta: picadura de medusa

En estos días de verano, muchos aprovechamos para poder disfrutar de un día de playa con nuestra mascota. Sin embargo, además del calor, tenemos que tener cuidado con otros riesgos que allí podamos encontrarnos, como son las picaduras de medusas.

Como puede pasarnos a nosotros, el contacto de nuestra mascota con una medusa puede producir una reacción urticante y dolorosa, pudiendo ser muy grave, e incluso mortal, dependiendo de la sensibilidad de cada individuo o en los casos de ingesta.


El comportamiento curioso, casi aventurero y juguetón de un perro predispone a que puedan sufrir picaduras de medusas. Generalmente cuentan con una mayor protección por la cantidad de pelo que presentan, así como por la dureza de sus almohadillas; sin embargo, esto no los libra totalmente de una posible reacción. Además, hay zonas más predispuestas como la región inguinal y abdominal o la región de la cabeza (trufa, cavidad oral, orejas). 

¿Cuáles son los síntomas habituales de esta picadura? Habitualmente provocan prurito (picor), edema (inflamación), eritema (enrojecimiento) y dolor; sin embargo, éstas pueden complicarse como cualquier tipo de reacción anafiláctica, produciendo alteraciones respiratorias y complicaciones muy severas.

¿Qué primeros auxilios podemos prestar a nuestra mascota? En condiciones ideales, debemos manipular a nuestra mascota con guantes y evitar que se rasque, preferiblemente, envolviéndola en una toalla húmeda. En caso de contar con hielo, se puede aplicar sobre la zona lesionada envuelto en una toalla o dentro de una bolsa de plástico. Si se encuentran restos de medusa, se pueden retirar, sin frotar; con un objeto romo, aclarando con agua salada y posteriormente, con vinagre.

Aun habiéndose prestado estos primeros auxilios, la supervisión de un veterinario es esencial para evitar posibles complicaciones posteriores.

¡Disfruta de la playa con tu mascota, pero con precaución! 😉