Venenos peligrosos en nuestro hogar para los gatos - INNOVA VETERINARIA
16246
single,single-post,postid-16246,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-8.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.9.2,vc_responsive
 

Venenos peligrosos en nuestro hogar para los gatos

innova

29 May Venenos peligrosos en nuestro hogar para los gatos

Solemos pensar que el gato, por el hecho de ser exigente y tener unos sentidos tan exquisitos es imposible que ingieran sustancias que puedan ser tóxicas en nuestro hogar. Todo lo contrario, debido a la naturaleza curiosa felina de los gatos y al hecho de que se lavan continuamente el manto es fácil que ingieran cualquier tóxico que quede impregnado en el pelo. En nuestra clínica veterinaria en Catarroja atendemos multitud de casos de intoxicaciones domésticas en gatos, por eso creemos que este artículo os será de gran utilidad.

 ¿Cómo se envenenan?

Hay diferentes mecanismos de envenenamiento:

-Pueden ingerir el tóxico directamente por lamido del manto o ingestión del mismo.

-Pueden ingerir una presa envenenada.

-Absorción de las toxinas por la piel (almohadillas).

-Por inhalación.

¿Cómo puedo saber si mi gato está intoxicado?

El hecho de que el gato sea carnívoro estricto y no disponer de algunas enzimas hepáticas para metabolizar ciertas sustancias hace que las intoxicaciones sean más difíciles de recuperar que la de un perro.

Los síntomas son muy variables y van a depender del tipo de veneno.

  • Síntomas gastrointestinales: Vómitos, diarreas.
  • Síntomas neurológicos: temblores, nerviosismo, depresión, incoordinación…
  • Síntomas respiratorios: tos, estornudos, disnea (dificultad para respirar)
  • Síntomas cutáneos: enrojecimiento de la piel, picor…
  • Síntomas de insuficiencia renal: aumento del consumo del agua, anorexia, falta de apetito…
  • Síntomas de fallo hepático: Ictericia (mucosas y piel amarillentas), vómitos…

 

VENENOS COMUNES

PRODUCTOS DOMÉSTICOS

  • Medicamentos humanos: aspirina, ibuprofeno, paracetamol…
  • Productos para el automóvil: anticongelante, gasolina, líquido de frenos…
  • Productos de higiene y limpieza: lejía, abrillantadores, desinfectantes…
  • Cosméticos: tintes, acetona, crema solar…
  • Químicos: pintura, disolventes, aguarrás, naftalina…

 

ALIMENTOS

Un felino delgado, que pese entre dos o tres kilos puede ponerse en riesgo ingiriendo una cantidad muy pequeña de alguno de estos alimentos.

  • Vísceras de pescado: puede provocar parálisis o rigidez muscular (denominada enfermedad de Chastek).
  • La sal: Los restos salinos en el riñón originan problemas urinarios. Si le damos algún extra culinario es recomendable jamón york o pavo bajo en sal.
  • Leche: el gato que tiene intolerancia a la lactosa e ingiere leche puede sufrir diarrea. No es recomendable ofrecer este alimento a los gatos.
  • Cebolla: La cebolla, los cebollinos y los puerros contienen tiosulfato, un componente que provoca en el gato la destrucción de sus glóbulos rojos, produciendo una anemia hemolítica.
  • El chocolate: La teobromina del chocolate no la puede metabolizar, resultando tóxica para el gato.
  • Café y té.
  • Alcohol: le puede producir la muerte.

 

PLAGUICIDAS

  • Insecticidas (organofosforados o piretroides).
  • Molusquicidas, frente a caracolas o babosas.
  • Fungicidas.
  • Raticidas.

 

INTOXICACIÓN POR PLANTAS

Las plantas que están en nuestras casas resultan en su mayoría tóxicas para el gato. Hay que tener especial cuidado con los lirios, rododendros, adelfas, la flor de Pascua, dieffenbachia, la hiedra o el acebo, etc…

Estamos rodeados de plantas, silvestres, cultivadas o no que tienen un potencial tóxico elevado.

Todas las plantas, incluso el césped pueden tener un efecto irritante sobre la mucosa gastrointestinal del gato produciendo vómitos. Les gusta mordisquear hierba y si no hay les llamará la atención las plantas ornamentales de la vivienda, siendo perjudicial para ellos.

¿Cómo puedo prevenirlo?

-Conociendo cuales son las plantas especialmente peligrosas para ellos y evitar su exposición. Bien eliminándolas como primera opción o bien elevándolas para que no tengan acceso a ellas. Aquí puedes ver el listado de plantas.

-Nunca dejar recortes o plantas arrancadas cerca del gato, la curiosidad les va a llevar a mordisquearlos. La savia de los tallos puede provocar reacciones alérgicas dermatológicas e incluso ser venenosa.

-Los felinos normalmente necesitan ingerir hierba dáctilo (“pasto ovillo”), se cree que como remedio natural para trastornos digestivos.

Solución: Procurarle al gato una fuente de esta hierba (Dactylis glomerata) se vende como “hierba para gatos” que cultivaremos en maceta o bandeja.

Recordemos que la capacidad que tiene el gato de esconderse cuando no se encuentra bien es el primer síntoma que debe preocuparnos. Esto hace que los síntomas característicos de una intoxicación nos pasen desapercibidos.

Ante el primer síntoma acude a nuestra clínica veterinaria en Catarroja. ¡Consúltanos!